per Alex Panda

foto Toni Filmmaker

   Que La Capsa trae propuestas interesantes a su sala de conciertos es algo sabido por todos (o casi todos). Y que la de este sábado era una de esas que no te puedes perder, también. Y es que, indiscutiblemente, Lagartija Nick y Black Islands, son dos nombres dignos de aparecer en los carteles de cualquier festival en letras grandes. Los primeros porque son un referente, una leyenda me atrevo a decir,  dentro del Indie patrio, y lo han vuelto a demostrar con su último trabajo, “Crimen, Sabotaje y Creación” (2017). Y los segundos porque, aunque son unos viejosnuevos conocidos, sin lugar a dudas harán grandes cosas… Rectifico, ya están haciendo grandes cosas, y el que no me crea que lo compruebe por sí mismo y escuche atentamente “Disco Nuevo” (2018), recientemente publicado y definitivamente un disco brillante.

Los encargados de empezar la noche son Black Islands. Los barceloneses saltan al escenario y enseguida me hacen sentir una extraña euforia. Y es que ya tenía ganas de verlos ahí arriba. Abren su show con Exilio de Amor y Playa Interior, dos primeras descargas de guitarrazos nerviosos que recorren la sala repleta y como si nos poseyeran nos obligan a bailar. Siguen con Hospital, Ora Pro Nobis, Montaña Mágica y Juventud Perdida, una rápida ráfaga de descargas eléctricas, de sonido contundente e intenso al más puro estilo indie de los noventa. Después de seis disparos del mencionado “Nuevo Disco” es el momento de recuperar dos temas de su anterior trabajo, “Black Islands” (2014), Benicàssim ´97 y Kim. Cabe destacar que en mi opinión ha sido un gran acierto componer todo el disco en castellano, hace que sea más directo, que te llegue más.

Continúan despachando temas, derrochando energía. Transfobia, King Kong, el Último Abrazo, guitarras ruidosas y potentes; Chaqueta de Entretiempo, y Las Ruinas sacan ya disco nuevo; Reino Animal, con esa batería que golpea sin piedad. En términos generales los temas siguen una misma línea sonora, muy indie noventera, muy garagera, muy noise… que podría abarcar desde Girls Against Boys hasta los mismísimos The Jesus and Mery Chain, pero sin absolutamente nada que envidiarles. Tienen un sonido directo y contundente, hiperactivo y de ritmos rápidos y sobre todo personal. Hacen que cada canción se te meta en el alma. Pero todo tiene que acabar. Y lo hacen con la misma intensidad con la que empezaron, una maravilla ver tocar a estos cuatro tipos. Lo hemos dado todo y ellos también. Gracias.

Pero no es el final de velada. Es el turno de Lagartija Nick. Traen bajo el brazo nuevo trabajo, “Crimen, Sabotaje y Creación”, que publicaron en noviembre de 2017, y que continúan presentando a lo largo y ancho de nuestro territorio. Vuelven desde 2011 y lo hacen con la formación original, Antonio Arias (bajo, voz), Juan Codorniu (guitarra), Miguel Ángel Pareja (guitarra) y Eric Jiménez (batería), a los que se suma J.J Machuca a los teclados. Puesto que últimamente he tenido la oportunidad de verlos en otras salas, estoy seguro que ofrecerán un buen concierto. Y ahí aparecen como rayos en la tormenta. Lanzan Analema y La Ira de Noviembre, dos temas de su nuevo disco. Los granadinos poseen un sonido un tanto oscuro y denso, envolvente y transportador que armoniza perfectamente con la lírica de Antonio Arias.

Una mirada al pasado con Lo Imprevisto, que data de 2004 o No lo Puedes Ver de 2012, pero que no pierden personalidad y suenan igual de convincentes. Un nuevo salto en el tiempo y retoman lo más nuevo con La Soledad es Política, que para mi debería ser un himno, y Mapa de Canadá. No dan tregua y disparan tema tras tema sin darnos un respiro. La batería marca el ritmo veloz y con dureza. Estratosfera da paso a un huracán de guitarras furiosas con Nuda Vida, El Teatro Bajo la Arena, Europa, Europa la épica La Leyenda de los Hermanos Quero. Un recuerdo al gran Enrique Morente en Vuelta de Paseo y lo mismo para mítico líder de The Clash y para el poeta granadino en Strummer-Lorca. Está siendo un setlist de lo más completo.  Con el más absoluto aplomo hacen gala de un estilo único, desde el rock alternativo hasta el post-punk con una atmósfera de psicodelia folclórica realmente alucinante. Y entramos en la recta final con Agonía, Agonía, Universal, Nuevo Harlem y Satélite, un final aplastante.

¿Quién dijo final? Aún tienen unos cartuchos que quemar en forma de un par de bises… y ahora sí que han acabado con nosotros. Casi una hora y media en total, aunque de bien seguro nos hubiéramos quedado media horita más. Y después de esto, queda demostrado por qué Lagartija Nick es un grupo de culto.

La velada ha sido intensa y emocionante, con las bandas y el público entregados de principio a fin y una sala llena desde el minuto uno.

Alex Panda

Lagartija Nick + Black Islands 03/03/18 foto Toni Filmmaker