El dia 19 de febrer Francisco Contreras Molina, més conegut com el Niño de Elche, ens visita a L’Artesà. El codirector artístic del teatre, Cèsar Compte l’ha entrevistat amb motiu de la seva visita i el seu últim treball: “Antología del cante flamenco heterodoxo”.

“Soy exflamenco, no antiflamenco”

Francisco Contreras Molina / El Niño de Elche

 

¿Qué esconde “Antología del cante flamenco heterodoxo”?

Precisamente el valor de la Antología no es el esconder sino todo lo contrario, mostrar las paradojas y contradicciones que el funcionamiento de la construcción del flamenco como expresión artística nos ofrece, como campo posibilitador de propuestas heterodoxas conectadas con un sin fin de disciplinas a priori muy alejadas de los postulados más conservadores y clásicos.

¿Provocación o regreso a tus raíces?

Nunca me he considerado un provocador aunque mis propuestas hayan sido provocadoras pero eso no depende tanto de mí sino del contexto en el cual hayan sido presentadas o desarrolladas. Mis raíces no sé donde están por eso me costaría volver a ellas. Mis intereses actuales no están en ninguna de las dos cuestiones.

Arte y política siempre han ido estrechamente unidos, ¿en este álbum es aún más claro?

Arte y política no pueden ir separados. En los últimos tiempos me ha interesado más lo político que la política ya que lo primero es un espacio más complejo, paradójico y que tiene que ver más con lo estético y menos con lo panfletario.

¿Qué significa para ti ser un artista comprometido?

Generar espacios de pensamiento crítico a partir de obras de arte.

¿Qué es para ti el flamenco? ¿Y ser antiflamenco?

El flamenco me interesa no tanto para descifrar qué es sino para continuar con la conversación, que no es más que seguir dándole vueltas a sus formas de funcionamiento. Ser antiflamenco sería ir en contra del flamenco, cosa que yo nunca he ejercido, yo soy ex flamenco no antiflamenco.

¿Por qué crees que siempre estás en el punto de mira de los flamencos?

Porque no escuchan y necesitan a alguien para seguir victimizándose más aún si cabe. Una pena estar en el punto de mira y no estar en el punto de escucha. Es su gran tragedia.

 Ja fa 5 anys que el Niño de Elche no ens visitava, quan va col·laborar al projecte #4Raons juntament amb, Maria Arnal i Marcel Bages, Flamaradas, Sara Fontán i Mazoni.

Compra la teva entrada